A la hora de concebir un bebé el grosor del endometrio toma un papel fundamental tanto de forma natural como a través de técnicas de reproducción asistida. La administración de progesterona, cuyas características y funcionamiento las tenéis en otro de nuestros post, favorece las condiciones de implantación de embriones en el endometrio. 

Además de los suplementos de progesterona, existen una serie de hábitos que pueden favorecer de manera totalmente natural el grosor del endometrio: 

 

 

LA ALIMENTACIÓN

Según nos informan desde la página de Reproducción asistida ORG existen una serie de hábitos alimenticios que te ayudaran a aumentar la probabilidad de éxito en la concepción de un bebé. 

  • Comer a intervalos regulares y establecer una rutina de comidas para equilibrar la insulina y el cortisol, los cuales tienen un efecto indirecto en el equilibrio de hormonas reproductivas.
  • Seguir una dieta con alto contenido en fibra y bajo en glucemia.
  • La coenzima Q10 es muy recomendada. Se trata de un antioxidante que ayuda a reducir el estrés oxidativo de los tejidos, lo cual beneficia enormemente el endometrio.
  • Otros alimentos ricos en antioxidantes como las vitaminas C y E son los tomates, las espinacas, los frutos secos…
  • Comer alimentos con vitaminas del grupo B que mejoren el suministro de sangre, como los huevos, las zanahorias, las espinacas, los dátiles, el pescado, las bayas del goji…
  • Evitar los alimentos ácidos durante la menstruación, tales como el yogur, el pomelo o las manzanas verdes.
  • Reducir o eliminar el consumo de café y otros estimulantes.

DESCANSAR

El sueño es fundamental. Si el cuerpo descansa se favorece que las hormonas que interfieren en el proceso de la concepción se equilibren. Se recomienda un mínimo de 7 horas de sueño. Nuestro consejo es que establezcas una rutina basada en horarios habituales de acostarse y levantarse.

HACER EJERCICIO

Es recomendable tener una rutina diaria de unos 30 minutos aproximadamente de ejercicio físico. Os dejamos algunas actividades que os ayudaran a conseguir vuestro objetivo y manteneros en forma: yoga, el pilates, las caminatas, la natación o el ciclismo. De esta manera, estamos contribuyendo de manera directa a reducir el estrés que puede resultar ser otro agravante en los procesos de reproducción asistida. 

MASAJE FEMORAL

Se trata de una masaje realizado a través de la presión de los dedos en la arteria femoral. Se recomienda realizar en el periodo comprendido entre la menstruación y la ovulación. Como mínimo, se recomienda realizar el masaje 1 o 2 veces en cada pierna para aumentar el flujo sanguíneo hacia los órganos de la pelvis, proporcionando más alimento al útero y los ovarios.

 

 

Abrir chat